¡ Viva Cristo Rey !

Tuyo es el Reino, Tuyo el Poder y la Gloria, por siempre Señor.
Cristo, Señor del Cielo y de la TIERRA, Rey de gobiernos y naciones

18 mar. 2010

¡Cuanto odio contra Dios!

En relación a cientificistas, ateos, humanistas, progresistas, relativistas y otras "yerbas"


¡Cuanto odio contra Dios!
¡Que pobres de espíritu!
Es lo que a diario veo en conversaciones con supuestos "progresistas", cientificistas etc., con gente que se cree "moderna", y en foros de opinión en el que sólo nombrar a Dios genera urticaria.
    Realmente creen que por estar en el siglo XXI Dios no hace más falta o desaparece según su conveniencia. Tan resentidos e infelices son que en realidad cuando algo malo pasa le echan la culpa a Dios, en el que paradójicamente dicen no creer.
    Critican en la Iglesia lo mismo que aplauden a políticos que mienten como forma de vida. (ej. La defensa de la niñez, ej. combatir la pobreza, etc.etc.). Defienden los derechos de violadores, asesinos, ladrones pero piden el derecho matar bebés antes de nacer.
    Pueden tolerar pasivamente todas las atrocidades que pasan en el mundo, pero se nombra a Dios y reaccionan con una violencia y virulencia que sólo el odio puede despertar.  Esa es una confirmación más de que Dios existe estimados negadores de Dios y está más vivo que nunca, pues algo inexistente no desataría tanta inquina ni odio.
El modernismo cientificista-relativista  sólo cree en lo que ve, aunque todos los días haya millones de cosas inexplicables y explicables que hablan de Dios.
Ellos dirán que la ciencia en un futuro lo descubrirá y lo que no, se lo achacan al azar. Pueden estar viendo un milagro con sus propios ojos y tratarán de buscarle una ley científica. Hablan de reglas de la materia, del universo, pero ninguno puede explicar el "antes" de todo eso, de donde empezó todo eso.
    Si un cientificista no puede explicar el porque de pequeñas cosas cotidianas, es imposible que entienda la Grandeza de Dios.
    En estos últimos siglos la ciencia se convirtió en Dios, el hombre es más importante que Dios desde ese momento y así nos va, rumbo al apocalipsis y la autodestrucción. Mucha ciencia, mucho humanismo , pero nada mejoró, sino que en algunos aspectos hasta empeoró, hay millones más de pobres, hay millones más de delitos y aberraciones, hay millones de personas más sufriendo física y espiritualmente. No hablemos ya de la total pérdida de valores, de no tener objetivos sanos y de no tener referentes válidos.
    Ni la ciencia, ni el relativismo, ni el progresismo logran siquiera paliar estos temas, y en muchos aspectos los agravan.
   Claro, la explicación está en que a todas esas teorías cientificistas, humanistas, relativistas, "progresistas", y demás "yerbas"  les  falta algo que "ellos" no tienen en cuenta, les falta el "pequeño" detalle, :....... DIOS.

Héctor el Cruzado

1 comentario:

Monica dijo...

Héctor! muchas felicidades por el gran trabajo que hacen! Me gustaría preguntarles con quien acuden a recibir los sacramentos. Gracias y Dios los bendiga!