¡ Viva Cristo Rey !

Tuyo es el Reino, Tuyo el Poder y la Gloria, por siempre Señor.
Cristo, Señor del Cielo y de la TIERRA, Rey de gobiernos y naciones

20 oct. 2012

Monseñor Aguer: Apuntó al corazón del problema evangelizador



Los seminarios, focos de confusión del pueblo de Dios.
Intervención de Mons. Aguer en el Sínodo 

El 7 de Octubre pasado fue abierto en Roma la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, dedicada a la Nueva Evangelización.

El Arzobispo de la Plata, Mons. Héctor Aguer, quien fue invitado directamente por el Papa Benedicto XVI, dedicó la breve intervención que hizo cada uno de los integrantes del Sínodo, a exponer uno de los problemas centrales que afectan a la Iglesia y que, de no ser corregido, esterilizará cualquier intento de evangelización por nuevo que sea.

Se recordará que en un post anterior, hemos escrito aquí:

"Por otro lado se ha producido la infiltración en las principales universidades católicas, de teorías heréticas que luego diseminan sus alumnos por el mundo entero con "chapa" romana. Ahí andan los Küng, los Torres Queiruga, los Grün, los Álvarez Valdés, etc. que conforman una lista tan interminable como vergonzante".

Mons. Aguer, haciendo gala de la sólida formación que tiene, ha dado en el clavo; pues si no se corrige el problema en la raíz, es decir en los seminarios, nada cambiará.

Su postura levantará, casi con seguridad, los ayes del progresismo autóctono, como puede inferirse del siguiente comentario dejado en el blog que publica la intervención y que copiamos:

"A este arzobispo lo veo bastante perdido en divagaciones sobre peligros doctrinales como si el evangelio de Jesús necesitara un corsé erudito para ser entregado al pueblo que necesita liberación. Me parece chocante que sea un arzobispo latinoamericano el que dice esto y en esta hora de nuestro continente".

Es decir, en Latinoamérica tienen que hablarnos como si fuéramos tontos.
Sobre todo "en esta hora" en que el marxismo, vestido a lo Gramsci o al estilo del Socialismo Bolivariano, financiado por las usinas del Nuevo Orden Mundial, pretende hacernos abjurar de nuestro destino Católico e Hispánico, para que volvamos a la barbarie y la ignorancia de los pueblos originarios; punto desde el cual ellos nos podrán dominar con absoluta facilidad.

Por eso, el progresismo marxitoindiginista, negador de la Realeza Social de Jesucristo es, además de una apostasía, traición a la Patria.

A continuación las palabras de Mons. Aguer:
Miércoles, 10 de octubre de 2012

Entre las causas de la situación actual de la fe hay que considerar los errores teológicos y filosóficos que circulan en los centros académicos, seminarios y noviciados y que se divulgan mediante la predicación y la catequesis para confusión del pueblo de Dios. La nueva evangelización requiere superar esos defectos que debilitan la certeza de la fe; para ello, cuidar que la formación de los agentes pastorales se ajuste al magisterio de la Iglesia.

Ante la emergencia de la cuestión antropológica, importa destacar la mediación de la filosofía, de una consideración metafísica de la persona que recoja y trascienda los válidos aportes científicos. Desde allí, por vía de participación, se abre el acceso al fundamento absoluto, a Dios. En el pensamiento cristiano se armonizan teocentrismo y centralidad del hombre, como alternativa al antropocentrismo radical que proponen algunas corrientes contemporáneas.

Se hace necesario desarrollar una nueva apologética, un discurso en favor de la fe cristiana, tanto de nivel académico cuanto catequístico-popular, que sea un itinerario propuesto a la inteligencia y al corazón de los hombres y las mujeres de hoy.