¡ Viva Cristo Rey !

Tuyo es el Reino, Tuyo el Poder y la Gloria, por siempre Señor.
Cristo, Señor del Cielo y de la TIERRA, Rey de gobiernos y naciones

11 ene. 2011

España: algunos Obispos reaccionan III

Ante "tiempos recios" de persecución contra la Iglesia, obispo español llama a la santidad
Pide estar dispuestos incluso al martirio
Monseñor Demetrio Fernández

El Obispo de Tarazona, Mons. Demetrio Fernández, señala que ante la
"persecución con guante blanco" desatada sistemática y
orquestadamente por el laicismo imperante contra Dios, la religión y
la Iglesia Católica, los cristianos deben responder con la santidad
pues se trata de "tiempos recios, que nos invitan a reforzar nuestra
fe".

En su última carta pastoral titulada "Tiempos recios" -como llamaba
Santa Teresa de Jesús a los de su época, la del siglo XVI, tiempos en
que "se forjaron los mejores santos de la historia de España"-, el
Prelado se refiere a algunos acontecimientos sucedidos últimamente en
este país como la publicación de imágenes blasfemas, la "colaboración
institucional en un suicido", la "excarcelación de un criminal para
obtener una rentabilidad política", las "trabas de todo tipo a la
enseñanza de la religión en la escuela", entre otros.

Al respecto, el pastor de la diócesis aragonesa señala que "son
muchas cosas a la vez y ninguna sucede por causalidad o como un hecho
aislado, sino que están relacionadas unas con otras. Se trata de
imponer a la fuerza el Estado laicista, confesionalmente ateo. Se
trata de borrar del mapa a Dios y a quien lo represente".

"Estamos asistiendo a una persecución declarada contra la religión y
contra la Iglesia católica, que desborda las fronteras de nuestra
patria, pero que ha encontrado en España un fuerte punto de apoyo.

Una persecución con guante blanco, de manera que no se note y nadie
pueda reaccionar. Pero en esta situación Dios quiere sacar bienes
para nosotros, Dios quiere forjar grandes santos, si tenemos fe",
escribe.

Mons. Fernández constata que "se acusa a la Iglesia de trasnochada" y
que se le presenta como "una institución obsoleta y pasada de moda,
que sólo pretende mantener privilegios del pasado". Asimismo denuncia
que "se rechaza frontalmente toda moral que venga dada al hombre o
por su naturaleza humana o por la revelación de Dios".

Se trata, asegura el Prelado, de "tiempos recios, que nos invitan a
reforzar nuestra fe, acercándonos más a Dios, y a demostrar esa fe en
un testimonio de amor a los demás. En esta barca tan zarandeada por
las olas, va Jesucristo con nosotros, que nos invita a echar de nuevo
las redes y a no perder la confianza en su victoria. La Iglesia no
tiene que imitar las formas del mundo para cumplir su misión, sino
sacar de su entraña los mejores jugos maternales con los que
alimentar al hombre de hoy, sediento de verdad y de justicia. Estos
tiempos recios nos llevarán a una mayor autenticidad de nuestra fe".

Finalmente advierte que "si no estamos dispuestos a perder nada, lo
perderemos todo" y que "sólo sacaremos provecho de todo esto si
estamos dispuestos al martirio". Según el Obispo, "el cristianismo se
ha difundido siempre con la valentía y la fortaleza de los mártires"
y que ellos "anuncian con fuego la verdad que nos salva, y están
dispuestos a morir amando. El mártir sabe que nada ni nadie podrán
separarnos del amor de Dios. Y eso es lo que siempre ha convencido".

fuente:http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=16322